jueves, 21 de mayo de 2009

AMIGO MÍO







Amigo mío

sentir la ausencia

de lo que nunca fue presencia

es lo que nos lleva derecho a la materia

de nuestros animales

hijos privilegiados

de nuestras manos

de nuestros deseos.

Alimentar esa enorme

y golosa bestia

es vital

si queremos ser de verdad

si queremos seguir

entrando y saliendo de sus intestinos.



.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Un auntoengaño vital para seguir respirando.

Besos.

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ dijo...

buen poema, buen día y felices nuevas creaciones

nando

siempreconhistorias dijo...

Alimentar a la bestia.
Sí. Debe ser eso.
Un abrazo